Aceite de Neem Virgen Puro

$1.300
Entregas para el CP:

Medios de envío

El aceite de Neem, cuyo nombre científico es Azadirachta Indica, también se le conoce como ‘lila indica’ o ‘nim’. Su nombre significa “árbol libre de la India”. Y de allí procede, de la Asia Meridional: India y Birmania. Se extrae del árbol de Neem, del que se obtiene las semillas y el fruto a través de varios métodos de extracción. Y aunque este árbol se encuentra en todo el mundo, es originario de la India. Es un árbol tropical de hoja perenne y la forma más pura de obtener el aceite es prensando todo: frutos y hojas, para obtener mayor pureza.

En medicina natural se ha utilizado desde hace miles de años como antiséptico, parasiticida, antihistamínico incluso para el acné. Cuando se usa de forma terapéutica sobre la piel, sus beneficios se centran en sus propiedades antiinflamatorias además de bactericidas. Para el cabello puede usarse, ayudando en casos de humedad y caspa

Tiene propiedades antivirales, antifúngicas y espermicidas. Las propiedades antibacterianas y fungicidas acaban con las lesiones ocasionadas por el acné, la caspa o la psoriasis. Además, al ser un potente antiinflamatorio también ayuda a controlar las repentinas infecciones estacionales.

Hidrata el cabello. Es conveniente utilizarlo como mascarilla después de utilizar el shampoo y el acondicionador para recuperar la hidratación del pelo y con ella también su brillo y suavidad. Además, contribuye a regular la producción de caspa y de sebo.

Cada vez es más común encontrarlo como ingrediente principal de algunos cosméticos antienvejecimiento, pero también se puede utilizar directamente sobre el rostro como hidratante antiarrugas 100% natural.

Está indicado para todas las partes del cuerpo, especialmente para aquellos que cuentan con una piel sensible. Como resultado se aprecia una piel lisa, tersa y muy hidratada. Si se quiere optimizar el efecto, también se puede mezclar con arcilla verde o sal.

Puede ser un insecticida ideal, ya que evita las picaduras de mosquito en cualquier época del año y mejora las lesiones en el caso de que éstas ya se hayan producido

El aceite de Neem mejora, repara y protege nuestra piel. Gracias a su alta concentración en polisacáridos, logra reducir los daños que produce el desgaste diario en la dermis.

Además, es un excelente hidratante, que recupera la flexibilidad de la piel y promueve la síntesis de colágeno. Las cualidades cicatrizantes del aceite de Neem son tan extraordinarias que se utiliza para tratar desórdenes de la piel. Elimina bacterias, parásitos y hongos y al mismo tiempo refuerza nuestro sistema inmune. Es una alternativa segura y muy eficaz frente a lesiones crónicas de la piel como la psoriasis, el eczema, el acné… La naturaleza es sabia: el aceite de neem cura incluso en casos en los que tratamientos químicos no funcionan.

​Para tratamiento de cándida se puede aplicar en la zona afectada, con mucho cuidado. No es necesario enjuagar y se puede aplicar 1/2 veces por día hasta que desaparezca.

Frasco gotero ámbar - 60 ml

Compartir: